IZARO: EL TESORO DE BERMEO (1ª parte)

La historia que rodea a esta pequeña porción de tierra siempre me ha maravillado; y, sin duda, mi inquietud por conocer su historia y su leyenda ha sido la verdadera razón para creer que nuestro patrimonio es inigualable. Los tesoros suelen estar enterrados y escondidos en islas, en este caso el tesoro es nuestra isla. ¡Comencemos!

¿DE DÓNDE PROVIENE EL NOMBRE DE IZARO?
Hay diferentes teorías: (1) Círculo de mar o isla en general; (2) Por la unión de diferentes palabras del euskera significaría ‘campo pequeño de mar’, ‘todo agua’ o ‘peña escarpada’. Finalmente, (3) Euskaltzaindia se refiere a Izaro como ‘isla’.

¿CÓMO ES IZARO?
Tiene forma alargada y está orientada de Noroeste al Sudeste en forma de triángulo. La parte más ancha de la isla tiene unos 150 metros y su longitud alrededor de 675 metros, en cuanto a su altitud máxima ronda los 45 metros.
La primera descripción de Izaro la realizó en 1483 el navegante francés Pierre Garcie dict ferrande que detalló con dibujos en un derrotero los principales cabos y puntas de la costa vasca. Cuando llegó en frente de Izaro escribió: “Sache que devant Bermeo y a Une isle qui se nome isle de Essaytaust. Et se monstre tel”. (Debes saber que delante de Bermeo hay una isla que se llama isla de Essayraut (Izaro, pronunciado 'Eseiró') que se muestra así).
Como curiosidad os diré que siempre ha tenido una rica presencia de fauna y flora. Además, de los itxotxorijek (gaviota patiamarilla), txirletas, potorruek... a lo largo de la historia la presencia de conejos, ovejas y corderos ha sido habitual. A este respecto, son habituales las referencias documentales de los siglos XVIII y XIX en las que el ayuntamiento alquilaba los terrenos de Izaro para pastoreo, trasladando al ganado hasta la isla en barcazas. En cuanto a la vegetación es la típica de matorrales de los acantilados costeros. Actualmente, apenas hay vegetación debido en su mayor parte a los intentos en los años 90 de labrar la tierra para repoblarla con tamarises y césped. El fracaso de esta intervención ha dado origen a una superficie semidesértica.

¿DESDE CUÁNDO HAY PRESENCIA HUMANA?
Si nos atenemos a las referencias históricas, la primera presencia oficial data del 2 de mayo de 1422 cuando cuatro franciscanos liderados por Fr. Martín de Arteaga tomaron posesión de la isla, donada por el concejo de Bermeo. Ahora bien, antes de esta fecha hay diferentes hipótesis que nos llevan a pensar que ya estaba previamente habitada: (1) PRESENCIA DE LOS TEMPLARIOS: hay diferentes referencias que aluden a una posible presencia de esta orden en San Juan y en izaro, aunque las considero muy improbables; (2) ERMITA DE SANTA MARÍA MAGDALENA: diferentes historiadores ya han señalado la posibilidad de que hubiese previa a la fundación del convento en 1422, una ermita dedicada a la Magdalena. Las gravísimas epidemias de los siglos XIV y XV pudieron llevar a las autoridades de la villa a trasladar y recluir a estos enfermos en un lugar aislado como Izaro, donde quedarían a la merced de la caridad de algunas almas cristianas.
(3) Puede también que algunos HOMBRES O MUJERES SERORAS O FREIRAS (mujeres que cuidaban de ermitas e iglesias), sin vinculación a ninguna orden religiosa, hubieran vivido en Izaro en el siglo XIV y primeros años del XV. Además, esta presencia de freiras y seroras ya está constata en San Juan a finales del siglo XVI.
(4) La presencia de ATALAYEROS era muy importante y existía en todos los pueblos de la costa vasca. Su nombramiento se realizaba para el período invernal coincidiendo con la aparición de las primeras ballenas en las costas. En Bermeo su existencia está documentada desde las Ordenanzas de 1350, donde su empleo fijo se iniciaba el 2 de diciembre y terminaba el día 1 de marzo. Cuando avistaba una ballena hacía uso de señales de humo para avisar a los arrantzales. Por tanto, me parece lógico pensar que antes de la fundación del convento, ya habría presencia de estos atalayeros en Izaro.

LA FUNDACIÓN DEL CONVENTO
El 27 de febrero de 1422 el Concejo de Bermeo hizo donación de los terrenos de Izaro a FRAY MARTÍN DE ARTEAGA para fundar un convento franciscano, reservándose la villa la jurisdicción civil y judicial. El precioso manuscrito original contaba con 126 hojas tamaño folio encuadernado en pergamino. Este documento que se salvo del ataque pirata a la isla en 1596, al incendio de la villa en 1722 y a la expropiación de los bienes y tierras del convento por la Desamortización de Mendizabal en 1836, fue adquirido a principios del siglo XX por Luis Lezama-Leguizamón, pasando a formar parte de su extensa biblioteca de su palacio de Neguri. Desgraciadamente en 1933 un voraz incendio destruyó la considerada mejor biblioteca privada del estado. ¡Otra vez, los incendios y Bermeo...!
Siempre me ha maravillado la respuesta a la pregunta ¿Qué pudo llevar a este fraile a solicitar tal donación e irse a vivir a ese solitario y duro enclave? Posiblemente, la respuesta venga por la vinculación de estos franciscanos a la vertiente observante de la orden. Es decir, dentro de la orden de los Franciscanos había dos ramas: los frailes claustrales que fundaron el convento extramuros en 1357 y que poseían claustros y propiedades; y los observantes que fundaron el convento de Izaro en 1422 y anhelaban vivir una existencia religiosa más pura, despegada de los bienes terrenos y cercana al espíritu del fundador. Fray Martín de Arteaga era observante y por tanto eligió conscientemente esa aventura espiritual dura y comprometida.
La toma de posesión se llevó a cabo el 2 de mayo de 1422, y fray Martín y tres frailes más se trasladaron a la isla. Esta celeridad nos lleva a pensar que previamente ya debió de existir algún tipo de construcción en la isla para que pusiesen vivir (atalayeros...). En apenas dos meses y medio desde la donación no hay tiempo material para la edificación de un edificio, por lo que la teoría de la existencia de una ermita o algún tipo de edificio religioso asistencial toma fuerza.
Y aquí termina esta primera parte...

En las fotos: (1) El derrotero de Pierre Garcie de 1483; (2) Mapa de la isla con los accidentes geográficos más importantes; (3) Diferentes fotos de las actuales ruinas del convento; (4) Dibujo de Yradi de 1844.
Fuente: Sin duda, el libro: Izaro. Historia y tradiciones de A. Erkoreka, diferentes artículos de la revista Bermeo y el blog Madalenak eta Izaro de Aingeru Astui.

*Si os ha gustado pues ya sabéis a compartir ..., y entre todas y todos difundimos la historia de nuestro Bermeo.
(Tiempo de lectura: 3’45’’)

También puedes leer estas píldoras relacionadas con esta historia de Izaro: Historia de Izaro: 2ª parte; Historia de Izaro: 3ª parteMadalen eguna: Erdi Aroko jaia; Frailleleku: Erdi Aroko izena


















Iruzkinak

Blog honetako argitalpen ezagunak

¿CUÁNTO SABÉIS SOBRE SAN JUAN DE GAZTELUGATXE? 13 PREGUNTAS CON RESPUESTAS

LA PLATAFORMA 'GAVIOTA': UNA BREVE HISTORIA

BOU BIZKAIA: MÁS QUE UN NOMBRE