Mezuak

Data honetako argitalpenak ikusgai: Urria, 2021

MENDILUZ, EL CEMENTERIO DE BERMEO: NUESTRA ÚLTIMA MORADA

Irudia
Como cada uno de noviembre, nuestro campo santo se llena de flores en recuerdo de los que ya no están. Llegamos al cementerio a través de esa sobria y elegante entrada y nos dirigimos hacia la tumba de nuestro familiar, y en la mayor parte no reparamos en algunos aspectos artísticos e históricos. Bueno, pues vamos con una píldora sobre la historia de nuestros cementerios. ¿Tenéis 3 minutos? Dentro video. Un poco de historia El primer cementerio de Bermeo y de la zona no se encuentra en la villa, sino a unos kilómetros en la ladera norte del monte Sollube, nos referimos a la necrópolis romana de Tribisburu . Un cementerio romano del siglo III de nuestra era, uno de los recintos funerarios romanos más grandes del norte de la península y el más grande de Euskadi. ¿Todavía no lo habéis visitado? ¡No me lo puedo creer! Pero ya en la villa, ¿dónde se enterraban a los muertos? La documentación nos dice que estos enterramientos se producían dentro de las iglesias y en sus alrededores. Los mejo

LAS JOSEFINAS: NUESTRO COLEGIO DE LA PALMERA

Irudia
Hay tres cosas que tengo grabadas a fuego de nuestras Josefinas: la primera, el cariño con el que me trataron las monjas que me enseñaron a leer o a sumar; la segunda, los cuatro columpios del Pleistoceno; y la tercera, el ruido que salía a todas horas de la famosa palmera. Entre nosotros, creo que esa copa estaban todos los pájaros del Amazonas. Recordamos juntos este histórico centro escolar, tan nuestro!. ¿Tenéis tres minutos? Dentro video ... Una nota curiosa sobre el edificio Este edificio se conocía en Bermeo a comienzos del siglo XX como "Villa Lejarcegui". La explicación es sencilla. El 13 de marzo de 1924 en una notaría de Madrid comienza esta historia, cuando el notario madrileño Don Luis Medina Roja hace entrega al Instituto de Religiosas Hijas de San José (Josefinas) del edificio de la calle Aurrekoetxea llamado localmente como "Villa Lejarcegui", por deseo testamental de la madrileña Doña Francisca Rodríguez Abaytua (viuda del bermeotarra Victor Lejarce

SAN PELAYO: UNA JOYA ROMÁNICA

Irudia
Siempre me ha llamado poderosamente la atención esta pequeña iglesia que está a caballo entre Bermeo y Bakio. Por si no lo sabéis es uno de los principales templos románicos que tenemos en Bizkaia y su historia es fascinante. ¿Tienes 3 minutos? Dentro video... Un poco de historia El nombre de la ermita hace alusión a Pelayo (911-925) cristiano martirizado durante el emirato de Abderramán III y canonizado posteriormente por la iglesia católica, como ejemplo de la virtud de la castidad juvenil. San Pelayo en euskera Doneperai , y de aquí el término Eneperi . Junto con San Pedro de Abrisketa (Arrigorriaga) y la Ermita de San Miguel de Zumetxaga (Mungia) es una de las construcciones cristianas más antiguas conservadas en el territorio de Bizkaia. Aunque no existe documentación escrita alguna sobre los orígenes y fundación de este templo, podemos tener en cuenta ciertos factores que nos aproximen al conocimiento de este dato. Veamos. En primer lugar, un análisis puramente arquitectónico del