MADALEN EGUNA: ¿POR QUÉ VAMOS A IZARO EL 22 DE JULIO?

No es fácil transmitir el sentimiento que sentimos tod@s los bermeotarras el 22 de julio. 'Madalen eguna' se trasmite generación tras generación siempre con la misma sensación alegre de reivindicar que Izaro sigue siendo bermeotarra. Este año es muy especial ya que se cumplen 600 años de la llegada de aquellos cuatro valientes franciscanos a Izaro. En homenaje al fraile Martin de Arteaga y, en extensión a todos los franciscanos que tanto han hecho por esta villa y su gente, van estas preguntas con respuestas que seguro que os hará saber un poquito más de nuestro Bermeo. Dentro video...

1. ¿Qué se celebra?
Se trata de un acto institucional, en el que el Ayuntamiento de Bermeo recorre los límites del término municipal de Bermeo, al igual que se hace el día de San Juan Degollado (29 de agosto) en este caso hasta nuestro San Juan de Gaztelugatxe.

2. ¿De dónde procede la fiesta?
La descripción más antigua corresponde a una visita que realizó Enrique IV, hermano de Isabel I, la Católica, el 10 de marzo de 1457. Tras jurar los fueros en los lugares señalados por la tradición, acudió a Bermeo ese 10 de marzo y reiteró la jura de los Fueros en la iglesia de Santa Eufemia. A continuación, el monarca, acompañado del Ayuntamiento y Regimiento de la Villa y su Cabildo de Mareantes, se embarcó en el Puerto Viejo y navegó hacia Izaro acompañado por numerosas embarcaciones. En Izaro fue recibido por la Comunidad Franciscana, se canto un 'Te Deum' y visitó las dependencias del convento, quedando al parecer impresionado por las condiciones en las que vivían los frailes. Este es el ritual original.

3. ¿Cómo describe esta fiesta la historia?
Casi todas las descripciones que se han realizado desde el siglo XVII van en la misma línea, destacando principalmente que es un acto de control jurisdiccional mezclado con el calificativo de romería. Acto exclusivamente civil en su origen, el factor lúdico-festivo ha ido adquiriendo progresivamente mayor importancia, hasta convertirse en una exaltación de la identidad bermeotarra. Por tanto, el acto se centraba en acudir a Izaro y posteriormente volver a Bermeo. Por tanto, os puedo decir que la fiesta de la Magdalena es una de las escasas fiestas de Euskal Herria que apenas ha cambiado estos años, posiblemente por su rígida ritualización y por la solera que tiene, que ha convertido a esta fiesta en un auténtico fósil festivo de finales de la Edad Media. Desde los años 80, se ha producido un cambio importante en el ritmo festivo, trasladándose la afluencia masiva de jóvenes y no tan jóvenes a la localidad de Elantxobe.

4. ¿En qué consiste el ritual?
Este ritual ya lo describió el grupo bermeotarra UETENA en 1983: misa en Santa Eufemia, cortejo de autoridades y asistentes hasta las embarcaciones -hoy en día casi todas de recreo-, la ceremonia de la teja en Izaro, recibiendo protocolario y comida en Elantxobe, recibimiento protocolario a la tarde en Mundaka, y al atardecer llegada al puerto de Bermeo bajo el sonido de la sirena de la Cofradía, y nuevo cortejo de las autoridades hasta el ayuntamiento frente al cual, alrededor del quiosco, se bailan aurreskus. Desde febrero de 1993, existe el Reglamento sobre protocolo del Ayuntamiento de Bermeo que pretende regular la presencia de la corporación municipal en los actos públicos, haciendo hincapié en las fiestas tradicionales. La parte referida a la fiesta de la Magdalena se describe en el capítulo II del título IV, dedicándose diez artículos en los que se describe la fiesta y cómo queda oficialmente reglamentada. Esta importante reglamentación se la debemos a Manu Muñoa. Este protocolo fue modificado en el 2004 y en el mismo se modificaron diferentes artículos relacionados con la festividad de la Magdalena, como por ejemplo que junto a la ikurriña se debía izar también la bandera de Bermeo, etc. Hilario Aurtenetxe ha sido una de las personas que más años ha estado realizando estas izadas: desde 1987 la ikurriña y desde el 2003 la bandera de Bermeo.

5. ¿Por qué se lanza una teja?
La teja nos aparece en el folklore y la etnografía vasca como un elemento cargado de simbolismo, principalmente representando 'la casa'. Barandiaran y Caro Baroja ya aluden a este simbolismo, que en el caso de Bermeo se utiliza como lindero con la intención de delimitar parcelas o marcar la jurisdicción. La teja era por tanto testigo del mojón y si por cualquier artimaña este se movía de su sitio, la teja (o tejas) permanecían allí para atestiguar sobre el verdadero emplazamiento. Esta misma práctica tenía lugar en la delimitación de los terrenos pertenecientes a casas. Hasta donde llegaba la teja, hasta allí llegaba la casa y por lo tanto la propiedad privada. En este sentido, hay que entender la frase del alcalde/alcaldesa de Bermeo en el momento de lanzar la teja frente a Izaro: "Honaino heltzen dira Bermeoko (herriko) itoginak" ('hasta aquí llegan las goteras de Bermeo").

6. ¿Desde cuándo se arroja la teja?
En ninguna de las principales descripciones históricas que se han realizado sobre esta festividad se alude a esta circunstancia. Ni en la narración de Henao de 1641, ni en las Ordenanzas de 1754, ni Yradi en 1844, ni Zabala en 1931. La primera descripción que me ha llegado describiendo el acto de la teja, es la que realizó el grupo UETENA en 1981. Por tanto, con un poco de atrevimiento me arriesgo a deciros que este acto de lanzar la teja por parte de la primera autoridad municipal puede ser moderno, comenzando a realizarse posiblemente a mediados de siglo XX, en plena dictadura franquista. Esta posibilidad me la dan dos datos: el primero es que en 1931 el meticuloso Zabala no alude nada sobre la teja en su larga descripción de la fiesta; y el segundo dato, me lo proporciona una nota de un acta municipal de 1952 en el que se describen varios gastos relativos a la procesión en romería hacia Izaro entre los que se incluyen la bandera fascista, vinos, etc., pues bien en una descripción adyacente se alude a la descripción de la teja que tenía que llevar el alcalde.

7. ¿Por qué surge la leyenda relacionada con la regata de traineras?
Históricamente no hay ningún tipo de duda que la isla perteneció siempre a Bermeo y que no hubo ningún intento de la anteiglesia de Mundaka de apropiarse de la misma. Entonces, ¿por qué surge la leyenda? La verdad es que nadie lo sabe. Desde luego no hay ningún documento en el Archivo Municipal que aluda a la existencia de esta regata. Cuando pensamos en una regata, enseguida nos viene a la cabeza la idea de una competición entre diferentes embarcaciones. Ahora bien, este tipo de competición entre dos tripulaciones (Bermeo y Mundaka) con el objetivo de apropiarse de una isla no existió nunca. Las explicaciones hay que buscarlas en diferentes acontecimientos históricos que ocurrieron desde el siglo XVII. Algunas pistas os las describí en esta píldora. Con todo, y preparando esta historia, volví a leer la descripción que realizó Yradi de esta fiesta en 1841: "No menos divertidas y extrañas las que se hacen a Izaro por Santiago y Santa María Magdalena sacando suertes a la ida y especialmente a la vuelta las lanchas adornadas de flores y otras demostraciones semejantes, compitiendo en las carreras y en el aparato marineramente lujoso a cuyo bordo van también las jóvenes de bello sexo". Seguramente, este tipo de carreras junto con las explicaciones que ya os di en otra píldora, pueden darnos la pista definitiva del origen de la leyenda de la regata de traineras.

8. ¿Por qué se relaciona la fiesta de la Magdalena con Baztarre?
Lo que hoy conocemos como Baztarre Ibiltokia (paseo de Bastarre) tiene su origen en las obras que se realizaron en esta zona en 1896 por un fuerte desprendimiento de tierras sobre el acantilado, y que afectó seriamente a diversas casas allí existentes donde constituían entonces una simple y estrecha calle que venía a unirse con las de Aurrekoetxea y Talakoetxea, ensanchándose levemente al llegar a confluir con esta última. Las obras de reordenación se realizaron en 1901. El proyecto lo llevó a cabo el arquitecto Teodoro de Anasagasti y lo ejecutó el contratista Miguel de Jaureguizar, que tenía como ezizen 'Frantzua', y que consistió en realizar dos muros de manpostería, el superior de 21 metros de largo por 20 metros de altura, fue el que dio origen a la actual plazoleta de Baztarre. Pero, ¿la tradicional fiesta cómo se originó? En un origen en la fachada que hace esquina con la de la calle Talakoetxea, figuraba entonces una hornacina que contenía la imagen de Santa Clara. Recordad que en esta zona se encontraba la ermita de Santa Clara. Por desgracia, fue precisamente en la festividad de esta santa, un 11 de agosto, cuando se inició la trágica Galerna de 1912. El vecindario de esta barriada decidió entonces retirar para siempre la citada imagen, y colocar en su lugar la de María Magdalena, que es la que actualmente existe y cuya festividad es el 22 de julio. La elección de esta santa pudo deberse a la supuesta presencia de una ermita bajo la advocación de María Magdalena en Izaro, una vez que los frailes abandonaron el convento. Desde finales de los años 70, con el final de la dictadura, este tipo de festividades más de barrio tomaron una dimensión más festiva y popular. El barrio de Baztarre no fue una excepción, concentrándose su fiesta la víspera de Magdalena; y como parte de la celebración se adornaban con banderines las calles Aurrekoetxea, Talakoetxea y la plazoleta; y se colgaban unos muñecos disfrazados cómicamente y que se denominaban 'postisuek'. La celebración comenzaba la víspera y duraba toda la jornada con actuaciones para niños y no tan niños. Pero sobre esta fiesta que tiene mucha miga, prometo otra píldora.

9. ¿De cuándo es la canción de la Magdalena?
No lo sabemos pero todos los autores subrayan la antigüedad y originalidad de la canción. Hay una interesante cita que nos la da Yradi en 1844 cuando dice: "la canción popular que de antiguo tiempo se conserva en este pueblo consiste en una canción dedicada a su patrón San Juan Bautista, en otra a la Magdalena de Izaro y en otra a San Pedro patrón de la Cofradía de Pescadores cuyos aires son bastante originales. con sencillez, buen gusto y expresión verdadera de la música marina o de barquero a que es aplicada". Cirilo Zabala en su Historia de Bermeo ya nos menciona la partitura de esta canción:

Madalen egunian
Izarora joaten da
urtian urtian
ayuntamiento jaunari
estropadan laguntzeko
da jiraka etorri.
Gora Bermiotarrak
Gora ta aupa itsas erromeria
Gora mutil gaztiak
Gora madalen egunian!!


Fuentes utilizadas: Manu Muñoa y sus certeros documentos. Un artículo de Dani Rementeria sobre la teja como elemento simbólico de la cultura tradicional vasca; y por supuesto el libro sobre Izaro de Anton Erkoreka. Os dejo también el video de la charla que ofrecí sobre la historia de Izaro. Como sabéis estas píldoras tratan de difundir divulgativamente la historia de nuestro pueblo. En aquellas píldoras en las que la reconstrucción etnográfica gana al acontecimiento histórico os agradezco sinceramente vuestra ayuda con el objetivo de ser lo más veraz posible. Mila esker!!


La teja que el alcalde va a arrojar este año es del Convento de Franciscanos en conmemoración de los 600 años que los frailes llegaron a Izaro

Hilario Aurtetxe poniendo la bandera de Bermeo por primera vez.

Hornacina que contiene la virgen de la Magdalena

Baztarre con todo preparado para celebrar la fiesta

Llegada de la comitiva a Elantxobe

Recepción de la comitiva en Mundaka

Llegada de la comitiva a Bermeo

Firma del acta en Izaro

Salida de la comitiva hacia Izaro

Aurreskus en Goiko plazan

Procesión del cortejo municipal (1992)




Blog honetako argitalpen ezagunak

LA PLATAFORMA 'GAVIOTA': UNA BREVE HISTORIA

BAZTARRE Y LA ERMITA DE SANTA CLARA