EL CASTILLO DE ZARRAGOITXI

Un buen día de verano del 2013, un amigo me llamó para contarme que se habían localizado unas interesantes ruinas en el alto de Zarragoitxi. Junto con él, subí hasta la pequeña cima y asombrado vimos lo que estaba saliendo a la superficie a través de la cata que estaba realizando el especialista. Le pregunté asombrado de qué se trataba, me miró y me dijo que estaba ante las ruinas de uno de los principales castillos de Bizkaia.

¿QUÉ DICE LA HISTORIA SOBRE SU ORIGEN?
Las referencias históricas sobre estas ruinas de Zarragoitxi son escasas. Los historiadores locales como Zabala, Yradi o Anasagasti hacen referencia a su existencia aludiendo a dos teorías: (1) la presencia de una fortaleza/castillo con una finalidad defensiva o (2) como parte del alcázar que tenían los Señores de Vizcaya en Bermeo. Hay algunos datos más esclarecedores. El historiador Iturriza en su Historia de Vizcaya, describe que cuando Alfonso XI visitó Bermeo en 1334 se hospedó en el suntuoso alcázar de los Señores de Vizcaya. Labayru hace referencia a la visita de este monarca y a la existencia del fortín, evidenciando que para esa fecha ya existía una edificación defensiva. La trayectoria de este edificio concluyó cuando el conde vizcaíno don Tello (hijo de Alfonso XI) lo cedió para que con su abundante y bien tallada piedra, pudiera construirse más fácilmente la muralla de la villa.

¿DÓNDE SE ENCONTRABA ESTE ALCÁZAR?
Algunos historiadores lo sitúan en la zona de Zarragoitxi y otros piensan que este palacio estaba en el centro de la villa, cerca del lugar en el que se encuentra actualmente la iglesia de Santa María. A Ignacio Arocena le parecía muy extraña esta ausencia de edificios civiles importantes en el centro de la villa en la época medieval. Tened en cuenta que en lo que hoy conocemos como ‘Goiko plaza’ en la época medieval no contaba ni con el ayuntamiento ni con la iglesia de Santa María. El ayuntamiento se localizaba en la principal puerta de acceso a lavilla, la de Erremedio, y el principal templo religioso se localizaba en la Tala, la imponente Santa María de la Atalaya. Esta circunstancia le llevó a Ignacio a teorizar sobre la posibilidad de que el alcázar de los Señores de Vizcaya se encontrase en esa zona central del casco antiguo.
Por tanto, a ciencia cierta no sabemos dónde se localizaba ese alcázar. Lo que tenemos a día de hoy, es un complejo arqueológico que se sitúa en la cima de Zarragoitxi, y que por su ubicación probablemente tuvo una función defensiva, en forma de fortaleza-castillo. Al igual que ocurriera en los diferentes castillos estudiados del territorio (Unzueta, Ereñozar), este castillo se construiría en torno al siglo XI, en los tiempos de la aparición del primer señor de Bizkaia. La analítica de C14 realizada al mortero del interior de uno de los torreones lo sitúa en torno a la primera mitad del siglo XI. Y parece ser que estuvo activo hasta el siglo XIV, cuando en 1353, el conde don Tello abandonó este recinto y donó sus piedras a Bermeo para la construcción de su muralla.

DESCRIPCIÓN DEL COMPLEJO
Las ruinas de este castillo constituyen uno de los escasos ejemplos de las fortificaciones medievales que hay en Bizkaia. Los trabajos realizados han permitido conocer los dos recintos del complejo arqueológico de Zarragoitxi. “El primero -el recinto inferior- se ubica actualmente en un espacio de huertas en cuyo límite inferior destaca un murallón de mampostería de 100 metros de longitud con más de tres metros de alzado en algunas zonas. En su trazado destacan cuatro torreones defensivos, enormemente deteriorados por la maleza y la construcción de casas circundantes”, señala el especialista Mikel Neira, que es el que mejor conoce esta excavación. Por su parte, en la segunda plataforma o recinto superior en Zarragoitxi, entre otros “se aprecia una zona llana cubierta por un extenso pinar. Rodeando la cumbre se intuye una posible estructura de mampostería, de la que no se puede apreciar su morfología con exactitud por la cantidad de vegetación existente y los procesos de sedimentación”, indica el arqueólogo.

Como curiosidad os diré que la documentación del siglo XIX, hace referencia a la construcción de una garita en 1824 en ese lugar de Zarragoitxi como consecuencia de las Guerras Carlistas (donde se localizan las ruinas del castillo) o en sus cercanías, posiblemente aprovechando parte de los muros que todavía se conservaban de la edificación.

Fuente: Sin duda, los artículos de Mikel Neira en la revista Arkeoikuska nº 13, 14 y15.

*Si os ha gustado pues ya sabéis a compartir ..., y entre todas y todos difundimos la historia de nuestro Bermeo.
(Tiempo de lectura: 3’45’’)






Blog honetako argitalpen ezagunak

MADALEN EGUNA: ¿POR QUÉ VAMOS A IZARO EL 22 DE JULIO?

LA PLATAFORMA 'GAVIOTA': UNA BREVE HISTORIA

BAZTARRE Y LA ERMITA DE SANTA CLARA