KIKUMBERA: NUESTRO BARCO VARADO

Hablar de Kikumbera muchas veces es mencionar una casa curiosa que los bermeotarras vemos en la entrada de Mundaka. Su concepción original de casa familiar y, por tanto privada, nos ha hecho que la veamos con respeto pero lejana. Probablemente estemos ante uno de los principales ejemplos del racionalismo a nivel estatal, y un icono a nivel internacional aplicado a una vivienda familiar.

¿Por qué en Bermeo?
No sé si os habéis hecho también esta pregunta, pero a mí siempre me ha llamado poderosamente la atención la convergencia de astros; y es que en menos de 15 años nacieron tres 'Aduriz' de la arquitectura en nuestro pequeño pueblo: Teodoro Anasagasti (1880), Fernando Arzadun (1893) y Pedro Ispizua (1895), sin contar a Anastasio Arguinzoniz que nació en Busturia en 1891. ¿Qué ocurrió para que en tan pocos años se diera esta maravillosa conjunción? Me vais a perdonar, pero siempre he pensado en la posibilidad del factor escolar, es decir, en la presencia de algún docente en Bermeo que les proporcionase esa inspiración hacia el mundo del arte. Pero este mágico sueño se me cae, ya que lo más probable, atendiendo a otros casos similares, es que al entrar en edad escolar estas familias 'pudientes' decidiesen trasladarse a Bilbao, ya que en Bermeo los centros escolares privados no comenzaron hasta la primera década del siglo XX: Carmelitas (1902), Hermanos (1909), Franciscanos (1920) o Josefinas (1923), y no creo probable que este tipo de familia escolarizase a sus hijos en las escuelas municipales que ya existían en la localidad desde la segunda mitad del siglo XIX. Otra de las argumentaciones radica en la poderosa fuerza de los liberales bermeanos, sin duda el lugar con mayor presencia de representantes de esa ideología de toda la comarca, donde el carlismo era claramente predominante. Bermeo era una 'isla' liberal, y propició el establecimiento de relaciones con los elementos dinásticos de la provincia e integrándose en las redes caciquiles que se crearon en el nuevo régimen político de Alfonso XII. Esta circunstancia hizo que Bermeo recibiera el apoyo de los diferentes Gobiernos centrales. Sin duda, esta filosofía y movimiento político liberal hizo de nuestra villa fuese mucho más permeable a la entrada de las ideas vanguardistas europeas e hizo que los liberales locales creasen diferentes sociedades como la Asociación Liberal de Socorros en 1887 o la Logia Euskaria en 1889, que aglutinó entre sus miembros a parte de la sociedad más acomodada del municipio: Juan Nárdiz, Robustiano Elorrieta, Gregorio Gorroño o José Arzadun, padre de Fernando Arzadun.


El origen del nombre
En Bermeo decimos 'kikimera' o 'kikumbera' a la acción de tirarnos/zambullirnos de cabeza al agua. Tened en cuenta que en 1930 cuando se diseñó no había muelle en su parte inferior, por lo que el nombre elegido por su autor Fernando Arzadun, hace alusión a la posibilidad 'metafórica' de poder tírarse al agua desde la casa, que se encuentra en un precipicio. Además, es interesante subrayar que esta casa la hace Arzadun por encargo de sus padres. Siendo de esta manera un escaso ejemplo de este tipo de construcción en la que se mezcla el carácter privado con un diseño vanguardista.

¿Quién fue Fernando Arzadun?
Fernando Arzadun nació en Bermeo el 29 de junio de 1893 en el seno de una familia bermeotarra, hijo de Juan Arzadun Zabala y Elena Ibarraran Alegria. Su padre, Juan Arzadun, fue general y gobernador civil y militar de Gipuzkoa, pero principalmente se le conoce por ser un brillante poeta de la Generación del 98, y amigo íntimo de Miguel de Unamuno. Su hijo primogénito, nuestro Fernando, fue el mayor de cinco hermanos/as, y como veis se crió en el seno de una familia pudiente, y que lógicamente le permitió tener contacto con los importantes movimientos socio-políticos y culturales que se estaban produciendo en los inicios del siglo XX. Estudió arquitectura en Madrid, terminando la carrera en 1918. Las obras más conocidas de Arzadun se producen entre 1927 y 1945: Cofradía San Pedro de Bermeo, La Equitativa en Donostia o la Casa Araluce en Madrid. Fernando murió lejos de su Bermeo en Madrid un 24 de septiembre de 1951, pero quiso descansar para siempre en su pueblo natal en un precioso panteón, ejemplo de su obra arquitectónica. Os invito a que lo visitéis, es una maravilla con su acceso invertido y escalonado hacia a la tapa de la cripta, y con una losa frontal en la que aparecen los nombres de los familiares que yacen en el panteón. Todo el conjunto labrado en un regio granito. ¡Increíble!
 
Explicación arquitectónica de la casa-barco
El chalet Kikumbera es la reproducción arquitectónica de una embarcación, es uno de los escasos ejercicios en la arquitectura vasca y española de aplicación de la modernidad a la vivienda unifamiliar. El arquitecto Arzadun resolvió este encargo con una original solución de casa barco, una idea muy influida por el maquinismo del Movimiento Moderno, como respuesta al emplazamiento en un solar de gran pendiente con amplias vistas sobre el puerto de Bermeo. Las notas definitorias son: perfiles escalonados, mástiles, ojos de buey,  torre mirador para divisar el mar y cubierta con terraza abierta, que se remata con un cuerpo curvo volado protegido con un barandal de barrotes curvos, a modo de proa de barco. Partiendo de la descripción arquitectónica que realizó para su tesis doctoral José Ángel Sanz, voy a intentar realizar una descripción apta para todos los públicos. Esta descripción corresponde a la casa original, no a la que surgió tras la reforma de 2004.
"El emplazamiento de la casa se encuentra en un precipicio, separado de la pendiente y definido en varias plantas que son accesibles desde la parte superior, y en la que destaca una torre atalaya desde la que se otea la mar. Sin duda, esta torre es el símbolo icónico de esta casa. La casa se encuentra separada de la pendiente lo que permite que sus cuatro fachadas estén aireadas. Otra curiosidad reside en la pasarela que comunica el garaje y la carretera. Desde esta planta se accede a una planta inferior de servicio, compuesta por dos dormitorios y una cocina, en la que el espacio protagonista es una amplia terraza orientada hacia la bahía de Bermeo. Y llegamos al nivel inferior que alberga la planta principal que concentra la mayor parte de las habitaciones. Está organizada en torno a un pasillo central que une los dos extremos de la casa. En uno de ellos se sitúa el vestíbulo y el acceso peatonal, un office, que está conectado con la cocina por un montacargas, y un comedor. En el otro se ubica un mirador cerrado orientado hacia el norte, y en el cuerpo central de la casa, los dormitorios y un salón de estar de grandes dimensiones, próximo al comedor. La casa Kikumbera destaca por el empleo de un lenguaje plástico, simple y abstracto, con referencias naúticas. Coherente con la semejanza entre casa y barco, su planta principal tal vez pueda asimilarse a una planta de camarotes cuyo pasillo central finaliza en el espacio circular de la proa. Pero, sin duda, son los elementos decorativos tomados de la estética naval los que caracterizan su aspecto. Los volúmenes curvos reflejan los puentes de mando, la parte superior de la casa se corona con un mástil a modo de velero, la escalera reproduce las proporciones de las chimeneas de los grandes buques, y la terraza del segundo nivel funciona como la cubierta de un barco".

La singularidad de este chalet se vio muy alterada con la reforma de 2004, debido a que se modificó la distribución unifamiliar para disponer tres viviendas y se sustituyeron los elementos originales (carpinterías de madera, hierros de huecos y balcones, etc.) por reproducciones de los originales. Además, como curiosidad os comento que esta casa fue declarada bien cultural en diciembre de 1995.


Fuente: La tradición de los nuevo en el País Vasco. La arquitectura de los años 30. Tesis doctoral de José Ángel Sanz. Tenéis también esta píldora sobre arquitectura en Bermeo.

Fernando Arzadun

Planos del proyecto (1930)

Planos del Proyecto (1930)

Letras originales 'racionalistas' del proyecto



Kikumbera nada más estrenarse (1931)




Blog honetako argitalpen ezagunak

MADALEN EGUNA: ¿POR QUÉ VAMOS A IZARO EL 22 DE JULIO?

LA PLATAFORMA 'GAVIOTA': UNA BREVE HISTORIA

BAZTARRE Y LA ERMITA DE SANTA CLARA