BOU BIZKAIA: MÁS QUE UN NOMBRE

Desde hace unos años, el ‘verano’ de Euskal Herria se nos hace más llevadero a todas y a todos los bermeotarras gracias a las estropadas que realiza nuestra Bou Bizkaia; pero bajo este peculiar nombre se esconde una de las tragedias más sangrantes que realizó el régimen franquista.

¿CÓMO EMPEZÓ TODO?
La Marina de Guerra Auxiliar de Euskadi (Euzko Itsas Gudarostea) fue la fuerza naval creada en octubre de 1936, durante la Guerra Civil Española, por la Consejería de Defensa del Gobierno Vasco, dirigida por el propio lehendakari José Antonio Agirre, como complemento a la Marina de Guerra de la República en sus misiones de protección del tráfico marítimo y de la pesca y para la limpieza de minas. Para organizar esta fuerza auxiliar, se convirtieron un buen número de pesqueros bacaladeros en buques de guerra. La mayoría eran de Pasaia-Pasajes y pertenecían a la empresa PYSBE, y por esas fechas se encontraban refugiados en Bilbao. A estos pequeños pesqueros denominados BOUS por dedicarse a un tipo de pesca de arrastre, se les dotó de artillería (dos cañones y ametralladoras), se pintaron de gris, y en negro llevaban la inicial de su nombre con su numeral militar, y con la ikurriña en proa y la bandera republicana a popa.
Los cuatro buques de esta historia tenían un nombre diferente en origen (Euzkal Herria, Virgen del Carmen, Mistral, Vendaval), y después de artillarlos se les rebautizó con el nombre de Bizcaya, Donostia, Gipuzkoa y Nabarra. Las tripulaciones estaban formadas por voluntarios arrantzales y de la marina mercante, sin formación militar pero con una disciplina y motivación extraordinaria. La mayor parte de las tripulaciones provenían de la costa vasca, y en menor medida de otras comunidades como Galicia, Murcia, Andalucía o Cataluña. Políticamente, más de la mitad eran militantes de ELA o del PNV, y el resto en porcentajes menores eran afiliados de UGT o del PSOE, ANV, CNT, Partido Comunista e Izquierda Republicana.

5 DE MARZO DE 1937: DÍA DE LA BATALLA
Estos bous junto con otros más pequeños se dedicaban a la vigilancia costera o a la escolta de buques mercantes. El 4 de marzo de 1937, cuando llevaban ya varias misiones de ataque y escolta con éxito, zarparon del puerto de Portugalete para otra misión de escolta. El objetivo era ir a Baiona y escoltar al mercante ‘Galdames’, que acababa de salir de Bilbao con 173 pasajeros y una carga de tres toneladas de monedas de níquel de 1 y 2 pesetas para el Gobierno de Euzkadi, y terminar la travesía en el puerto de Bilbao. Al mando de los cuatro bous iban los capitanes de navío: Enrique Moreno (‘Nabarra’), Manuel Galdós (‘Gipuzkoa’), el bermeotarra Alejo Bilbao (‘Bizcaya’) y Francisco Elortegi (‘Donostia’). Mientras tanto, del puerto del Ferrol partía el crucero ‘Canarias’ capitaneado por Salvador Moreno con órdenes expresas de apresar al mercante ‘Galdames’. El crucero ‘Canarias’ era la joya de la corona de la Marina Franquista. Con casi 12.000 toneladas, era capaz de alcanzar los 33 nudos e iba armado con sus inconfundibles cuatro torres dobles erizadas de cañones, capaces de hacer blanco a 22 kilómetros de distancia con proyectibles de 113 kilos, y tripulado por casi 1.000 hombres. Por su parte, los bous eran simples pesqueros, con armamento casi de juguete (dos cañones y una ametralladora), con dificultad alcanzaban los 10 nudos y con tripulaciones que rondaban los 40-50 hombres en cada embarcación. Con estos datos, la superioridad del ‘Canarias’ era dramática.
La madrugada del 5 de marzo, el convoy navegaba con las luces apagadas para no delatarse, pero la fuerte marejada hizo que los bous ‘Gipuzkoa’ y ‘Bizcaya’ perdiesen contacto con el resto. Con el alba, estos dos bous se toparon inesperadamente con el ‘Canarias’ a unas 20 millas al Norte del Abra. El ‘Canarias’ avistó solo al ‘Gipuzkoa’ y abrió fuego inmediatamente, destrozando su artillería de popa, provocando un incendio, y causando 5 muertos y 12 heridos. El ‘Gipuzkoa’, lejos de amilanarse, contestó abriendo fuego sobre el ‘Canarias’, produciéndole un muerto y un herido. Manuel Galdós, comandante del ‘Gipuzkoa’, viendo el estado en el que se encontraba la embarcación, y herido, decidió dirigirse al refugio de la costa. El ‘Canarias’ lo persiguió pero cuando las baterías terrestres de Punta Galea y Punta Lucero se pusieron a dispararle, puso rumbo Norte alejándose. Finalmente, el ‘Gipuzkoa’ entró incendiado y seriamente dañado en el interior del Abra.
El ‘Bizkaya’ que seguía perdido del convoy se encontró cerca de Matxitxako con el mercante de bandera estonia ‘Yorkbrook’, que transportaba un valioso cargamento de armas para la República. Consciente de su oportunidad, ya que el ‘Canarias’ estaba en plena batalla con el ‘Gipuzkoa’, el bermeotarra Alejo Bilbao, comandante de la bou ‘Bizcaya’, lo escoltó hacia el puerto de Bermeo, culminando una importante acción para la casusa republicana.
El resto del convoy compuesto por los bous ‘Nabarra’ y ‘Donostia’ y el carguero ‘Galdames’ navegaban con tranquilidad desconociendo lo ocurrido; pero a media tarde se encontraron con el ‘Canarias’, que abrió fuego contra el ‘Galdames’, matando a una mujer y a tres niños. El capitán del ‘Galdames’ consciente de su inferioridad izó la bandera blanca, paró máquinas y se rindió. A continuación, el crucero ‘Canarias’ disparó contra el bou ‘Donostia’, y éste también le replicó, logrando realizar varios impactos en la nave franquista, luego con daños escapó a un puerto francés. Entonces el crucero militar fijó sus cañones sobre el ‘Nabarra’, que pese a su manifiesta inferioridad, presentó batalla.
El combate duró cerca de las dos horas, el ‘Nabarra’ consciente de su manifiesta inferioridad se escondía entre el oleaje, cambiando de rumbo sin cesar para dificultar el tiro de los militares. El ‘Canarias’ se empleó a fondo, y desde una distancia de 7.000 metros lanzó una andanada de piezas de grueso calibre que acertó en el puente, calderas y roció después la cubierta con metralla disparada por sus cañones. A bordo del ‘Nabarra’, la situación se hizo insostenible, y su comandante reunió a los hombres y les dijo que prefería hundirse con el barco a entregarlo, pero que ellos eran libres para abandonarlo. Se botaron dos lanchas y subieron a bordo 20 hombres. Otros 29 (había ya varios muertos; los fogoneros, abrasados por la explosión de las calderas) se quedaron a bordo, orgullosos de su destino. El marmitón Juan Elgezabal blandió un cuchillo, asomado en cubierta, y se encaró a lo lejos con los marineros del buque de la Armada franquista, como confirma el historiador Juan Pardo. «¡Venid si tenéis huevos, cabrones!», les gritaba animado por el coñac. Poco antes de anochecer, se escuchó un estampido y hubo una gran llamarada. El barco se hundió y con él, su comandante y los tripulantes que le acompañaron a una muerte segura.
El heroico comandante del ‘Nabarra’, Enrique Moreno Plaza, era de La Unión (Murcia), y tenía 30 años recién cumplidos, estaba afincado en Pasaia como capitán en un bacaladero. Acababa de casarse con Natividad Arzak, hija del farmacéutico de la localidad. Desgraciadamente, murió sin saber que había dejado a su mujer en tierra, embarazada.
Los tripulantes que estaban en los botes salvavidas, fueron recogidos por el ‘Canarias’. Posteriormente, el ‘Canarias’ ordenó al carguero ‘Galdames’ dirigirse a Pasaia, donde un pasajero se tiró al agua intentando huir pero fue asesinado a tiros. Los supervivientes del ‘Nabarra’ que fueron hechos prisioneros por el ‘Canarias’, fueron juzgados unos meses después y condenados a muerte, pero la intercesión de los comandantes Moreno y Calderón del ‘Canarias’ ante el dictador y Carmen Polo, su mujer, impresionados por el valor demostrado por el ‘Nabarra’, lograron su indulto el 30 de noviembre de 1938.
Peor suerte corrieron la tripulación y pasaje del ‘Galdames’ que fueron condenados a largas penas de prisión e incluso algunos de ellos fusilados, entre los que destacaron Manuel Carrasco Formiguera, representante de la Generalitat de Cataluña ante el Gobierno Vasco.

MEMORIA DE LA TRAGEDIA
En memoria de los caídos este día, el Gobierno Vasco en el exilio instituiría en 1978 el «Itsas Gudarien Eguna» que suele celebrarse en Bermeo el primer domingo del mes de marzo. En 1999 se constituyó la Asociación Matxitxako de Familiares y Amigos de Miembros de la Marina de Guerra Auxiliar de Euzkadi que ha organizado y promovido exposiciones, charlas y publicaciones recordando esta historia. Además, el 5 de marzo de 2007 se inauguró en el camino viejo de Bermeo a San Juan, la escultura ‘Matxitxakoko Guda’ del escultor bermeano Nestor Basterretxea que recuerda esta tragedia y defiende la libertad.
Con curiosidad, os diré que en 2008, técnicos de AZTI, localizaron frente a Bermeo y a unos 95 metros de profundidad, los restos de un buque que parecía corresponder al ‘Bou Nabarra’. Finalmente, se averiguó que dicho buque era el mercante nazi Hochheimer.

¿PORQUÉ SE LLAMA ‘BOU BIZKAIA’ LA TRAINERA?
Pues el nombre se lo debemos al bermeotarra PATXI BILBAO, entrenador durante unos buenos años del Club de Remo de Bermeo. Hasta 1993 la trainera de Bermeo se había llamado Belalamera, pero a partir del invierno de 1993 se cambio el nombre por ‘Bou Bizkaia’. Habiéndose barajado otras opciones como ‘Almikeko Ama’ o ‘Eupeme Deuna’, y tras una oportuna votación en el club, ganó la opción ‘Bou Bizkaia’. Recordad que el comandante del ‘Bou Bizcaya’ era el bermeano Alejo Bilbao. Y por caprichos del destino, ¿Sabéis que día ganó la primera bandera de traineras de su historia el Club de Remo Bermeo con el nuevo nombre de ‘Bou Bizkaia’? pues un 17 de julio de 1993, en Luanco (Asturias), día de...... SAN ALEJO!!!

Como fuente he utilizado los libros publicados por José María de Gamboa ‘Matxitxako Lurmuturreko Itsas Guda. 1937’; ‘La Batalla de Matxitxako’ de Fernando Marías y ‘La Marina de Guerra Auxiliar de Euskadi’ de Juan Pardo. Por cierto, tenéis una maravillosa exposición permanente sobre toda esta batalla en el Arrantzaleen Museoa (Museo del Pescador de Bermeo). Tenéis también este video de Iñaki Ruíz donde se explica muy bien todo lo acontecido.

En las fotos podéis ver: (1) El bou ‘Nabarra’ fondeado en Portugalete; (2) De izq. a dcha. los comandantes Santiago Asolo (‘bou Araba’), Manuel Galdós (‘bou Gipuzkoa’) y el bermeotarra Alejo Bilbao (‘bou Bizkaya’); (3) Enrique Moreno, capitán del ‘bou Nabarra’; (4) Óleo de David Cobb que describe el enfrentamiento entre el ‘Canarias’ y el ‘Gipuzkoa’ y que se encuentra en la Presidencia del Gobierno Vasco; (5) Estado del ‘Gipuzkoa’ tras su lucha con el ‘Canarias’; (6) Parte de la tripulación del ‘Gipuzkoa’ tras salvar milagrosamente su vida; (7) Crucero ‘Canarias’; (8) Monumento ‘Matxitxakoko guda’ de Nestor Basterretxea; (9) Aingeru Astuy en el homenaje que todos los años se realiza frente al monumento de Nestor, y que es organizada por Eusko Alkartasuna y la Asociación Matxitxako.

*Si os ha gustado pues ya sabéis a compartir ..., y entre todas y todos difundimos la historia de nuestro Bermeo.
(Tiempo de lectura: 4’55’’)













Iruzkinak

  1. Los barcos mayores no eran de Ondarroa sino de Pasajes y, efectivamente, pertenecían a la empresa PYSBE. A estos pesqueros bacaladeros en Terranova, NO se les denominó BOUS por dedicarse a la guerra. Eran BOUS, un tipo determinado de pesquero de arrastre.
    En cuanto a la foto de la ofrenda floral, es la que se hace por mar y tierra (frente al monumento de Néstor) el primer domingo de marzo de todos los años desde la clandestinidad. En lo que yo sé, el Gobierno Vasco nada tiene que ver en estos actos. Sí, en cambio, Eusko Alkartasuna. La asociación Matxitxako, con la cual también colaboro, celebra su homenaje sin fecha fija, hacia el mes de Mayo.

    ErantzunEzabatu
    Erantzunak
    1. Arrazoia daukazu hainbat urtea Eusko Alkartasuna pertsonak segundu omenaldia kladestinadetik, beste inor ez gutxiago eusko jaurlaritzak.

      Ezabatu
  2. He corregido lo correspondiente a Pasaia y a los BOUS. En cambio, lo del Gobierno Vasco no lo he subsanado ya que es amplia la bibliografía y referencias que describen que el primer acto que se realizó en homenaje a estos caídos fue organizado por el Gobierno Vasco desde la clandestinidad (están por ejemplo los trabajos de Michael Alpert). A partir de entonces está muy claro que son la Asociación Matxitxako y Eusko Alkartasuna quienes llevan a cabo este homenaje anual.

    ErantzunEzabatu
  3. El Canarias (C-21) fue un crucero pesado de la marina de guerra española. Diseñado por Watts, se basaba en la clase County británica y dio nombre a su clase. https://es.wikipedia.org/wiki/Canarias_(C-21)

    ErantzunEzabatu

Argitaratu iruzkina

Blog honetako argitalpen ezagunak

CUANDO LOS FASCISTAS ENTRARON EN BERMEO

LAS NIÑAS Y LOS NIÑOS DE LA GUERRA CIVIL: BERMEO PUERTO DE PARTIDA

LA PLATAFORMA 'GAVIOTA': UNA BREVE HISTORIA