Mezuak

Data honetako argitalpenak ikusgai: Martxoa, 2021

BERMEOKO ANDRAK: EL ALMA DE UN PUEBLO

Irudia
Este último 8 de marzo hemos vuelto a celebrar y recordar la importancia de la mujer en nuestra sociedad. Para ello, es imprescindible seguir con esta labor de concienciación sobre todo cuando desde determinados foros, partidos políticos o desde el fascismo blanqueado, se está intentando transmitir un mensaje sobre la mujer que nos retrotrae al mejor NODO. Personalmente, me vienen a la cabeza mil momentos en los que recuerdo siempre lo importante que ha sido y sigue siendo la mujer en mi familia: cuidando de nosotr@s mientras aita estaba en la mar, educándonos, transmitiéndonos la cultura, la lengua o gestionando y administrando la casa, y todo esto en la mayor parte de los casos mientras trabajaban en la fábrica o en alguna salazonera; entonces ¿cuándo dormían? Tenéis testimonios increíbles en el proyecto AHOTSAK, os dejo la narración de Luzia Larrozea eta Julita Munitiz: " Emakumeek ere dirua irabazi behar zuten " o Anita Laurrari: " Arropa garbitzen errekan ". Os

TARASKA: ESO QUE TÚ ME DAS

Irudia
Hace ya unos meses publiqué una entrada sobre Taraska, pero he pensado que podría rehacerla y completarla con un montón más de información que me ha ido llegando. ¿No os preguntáis porqué le llamamos Taraska?, ¿Por qué la asociación Txo Hiesa o el Txoko Hurre Hurre la homenajean? o ¿Por qué representa a la diosa de la 'Victoria'? Venga, ¿Tenéis tres minutos para conocer toda la historia de nuestra otra musa bermeotarra? Dentro video... Taraska: un poco de historia En 1867 el Ayuntamiento aprobó diversas instalaciones de conducciones de aguas entre las que se incluían dos fuentes: una en la llamada Goiko plaza , y otra en la de Frantzisko Deuna Atea (delante de los Franciscanos). Esta obra fue financiada por la Diputación bajo la dirección del arquitecto D. Miguel de Garrastachu. No fue fácil instalarla en el lugar planeado, ya que los Franciscanos reclamaban ese espacio como suyo. Hay que recordar que hasta 1833 lo que hoy conocemos como plaza de Taraska era parte del convento