ARITZATXU: LA HISTORIA DE NUESTRA PLAYA

Tod@s tenemos algún recuerdo de infancia en Aritzatxu (sus especiales lugares, sus cuestas, su reloj de sol, las primeras miradas cómplices, el kutxitxeo, el descubrimiento de saber nadar...). El otro día leyendo algunas notas pensé en que ya era momento de hacer una pequeña píldora para entre todos engrandecer un poquito más esta joya. Y es que a veces no somos conscientes de que tenemos la mejor cala ibicenca con txiringuito incluido y puestas de sol entre una plataforma y un faro legendario.

¿De dónde viene el nombre?
El libro sobre Toponimia de Bermeo, ya nos da las primeras pistas: el nombre se compone de las siguientes partes: (H)area + -tza + -txu y debido a unas transformaciones lingüísticas dio lugar a Aritzaxu (Areatzatxu > Ariatzatxu > Arietzatxu > Aritzatxu). Por tanto, el término principal es la palabra Harea (arena). Y es que las primeras referencias escritas que hay de Aritzatxu hacen referencia a su importancia como cantera de arena, así se registra en diferentes documentos del siglo XVII y XVIII ('sacar arena de Areazachu' o 'cantera de Ariezachu'). 


¿Cuándo empezamos a ir a este playa?
En la entrada titulada 'Cuando la Playa de Bakio era de Bermeo', ya os comentaba que las playas estuvieron vacías hasta el siglo XIX cuando se empezaron a popularizar los llamados baños de mar en algunas playas y puertos vizcaínos. En el caso de Aritzatxu, los testimonios orales nos dicen que ya en los años 20 y 30 del s. XX los bermeotarras nos acercábamos hasta esta cala a bañarnos. Ahora bien, las condiciones eran diferentes, la gente se bañaba con ropa, ya que tan solo los pudientes contaban con bañador. En los años 30 y 40 se llegaron a poner pequeñas casetas de madera para que la gente se cambiase e incluso se pudiesen alquilar los bañadores. Hay testimonios preciosos en el proyecto Ahotsak, contados por las bermeotarras Anita Larrauri, Pilar Araukua o Mari Azkarate. Lo de acudir masivamente a la playa fuera de los domingos no llegó hasta la década de los 60.

¿Desde cuándo tenemos el embarcadero, el txiringuito y el reloj de arena?
Revisando los expedientes de obras en el Archivo Municipal, la caja 332 ha sido la que me ha proporcionado más datos. Vamos con ellos.
1. Embarcadero: son de sobra conocidos el rigor de los temporales del noroeste que padece Bermeo, y nuestra playa no iba a estar al margen. Por eso, desde los años 60 existían una serie de muros de mampostería que protegían a la playa de estos temporales y que con su protección dieron origen a la conocida bañera. Ahora bien, no fue hasta 1970-71 cuando se realizaron dos importantes intervenciones en la playa: la construcción de un muro de contención de parecidas dimensiones del que había pero de una mayor envergadura y solidez; así como el encauzamiento de un arroyo que discurría por la mitad de la playa. Este encauzamiento provocó diferentes intervenciones con dinamita sobre una serie de rocas que se encontraban en la mitad de la playa, y que originó un cambio en la fisonomía de la misma.

2. Txiringuito, aseos y puesto de socorro: atendiendo a las fotos se puede observar como desde los años 20 la playa ya era visitada con fines lúdicos, pero no es hasta los años 30 y 40 cuando nos encontramos con pequeñas casetas de madera, que eran utilizadas como cambiadores. Por ejemplo, sabemos que a finales de los años 30 y comienzos de los 40, Felisa alquilaba bañadores por la cantidad de un 'txakur txikidxe' (5 céntimos de peseta). Las fotos nos siguen proporcionando más información, así en los años 50 y 60 continúan las casetas de madera pero también una pequeña construcción de hormigón destinada  a taberna. La documentación nos aporta datos más concretos, a comienzos de los 60 se construye una placa de hormigón y sobre la misma se erige un pequeño edificio para la instalación de la cantina, duchas y vestuarios, junto a la misma estaba la caseta de madera de socorrismo. Además, desde mediados de los 60 tenemos documentación que acredita la licitación anual desde el ayuntamiento para la gestión de taberna, salvamento y vigilancia, limpieza y cambio de banderas. Esta primera licitación fue para Anton Anduiza Beitia 'Baltimore', que por enfermedad tuvo que de dejar la mar, y en él recayó esta gestión con las labores que he descrito anteriormente. En 1984 se construyó un nuevo edificio de hormigón en el que se centralizaron todos los servicios, incluidos los de salvamento. Este último edificio a lo largo de sus 30 años sufrió diferentes reformas, motivadas en algunos casos a los maretones que la maltrataban, la modificación más importante se realizó ya en el siglo XXI, cuando se le instaló un tejado. En el 2014 fue derribado ya que estaba en ruina a causa de los temporales invernales, y en su lugar se construyó otro en la zona superior, en la campa, el que hay hoy en día; y se mejoraron diferentes zonas como la zona de duchas, el camino de acceso, se construyeron las tres plataformas de hormigón para tomar el sol y se instaló una nueva escalera en el embarcadero.

3. El acceso a la playa: El acceso a nuestra Aritzatxu ha sido siempre complicado, su ubicación y las fuertes pendientes para llegar siempre han sido parte de su magia. A este respecto, en 1969 se presentó un anteproyecto para esta cala que incluían dos parkings (el segundo casi al lado de la playa y con capacidad para 59 coches), un camino de acceso de casi 6 metros de ancho y un dique escollera de importantes dimensiones. Solo la presión de los grupos ecologistas evitaron el desastre. A lo largo de la década de los 80 y 90 se realizaron diferentes intervenciones en esta peculiar bajada, centradas en la mejora del pavimento, que convirtió el sendero de tierra en una ruta asfaltada.

4. Reloj de sol y la misteriosa placa: En la documentación municipal no hay nada a este respecto, ya que fue una iniciativa particular de una cuadrilla que frecuentaba la playa. Así, el reloj de sol fue instalado en el verano de 1963 sobre la rampa de Atxa Nagusidxe. El promotor de su colocación fue Ali Ocerin Atutxa, aunque también le ayudaron Jesús Apraiz Astorkiza, Luis Fernández Duo y Mamerto Anakabe Olaskoaga. Fue un trabajo arduo ya que no tenían ni idea pero consultando la enciclopedia Espasa de la Biblioteca del Casino, y con la ayuda de Javier Fernández 'Txoborro', profesor de meteorología del Instituto, en los cálculos y ángulo de la varilla, lograron llevar a buen puerto este bonito proyecto. Además, Ali lo cuidaba y pintaba todos los años de un blanco inmaculado. En Bermeo ya teníamos por entonces otros dos relojes de sol en la fachada del ayuntamiento, y siguiendo con la misma idea se colocó este reloj con la intención de que se pudiese bajar a la cala sin necesidad de llevar reloj de pulsera. Como curiosidad os diré, que el reloj tiene un retraso de 10 minutos ya que por descuido no tuvieron en cuenta la diferencia de longitud Greenwich - Bermeo.
Además, como recordareis, hasta los años 90 debajo del reloj de sol había una pequeña placa. Siempre que iba hacia Aspoandi lo miraba temeroso y la verdad, hacía su efecto. El mensaje decía: "A nuestra querida Ana de 19 años de edad quien encontrándose en esta roca fue sorprendida por una ola desapareciendo... Tened cuidado con este lugar. Holguin-Cuba: 31 de marzo de 1959. Bermeo-Vizcaya: 3 de diciembre de 1978". Telita, ¿eh? Actualmente esta placa está en la entrada del cementerio a la derecha. 

5. Los socorristas de Aritzatxu: En los años 60 el ayuntamiento realizaba la licitación del servicio de bar que además incluía vigilancia y salvamento, limpieza, etc. A finales de los años 60 había ya de forma independiente una pequeña caseta de madera con el tejado de uralita que realizaba las labores de salvamento. El primer socorrista que tengo documentado fue Eduardo Uriondo a finales de los años 60. Después vinieron otros muchos, y a partir de 1972 ya como miembros de la Federación Vizcaína de Salvamento Marítimo, y ya alojados en el edificio de hormigón que se realizó a comienzos de los 80. Os dejo la nómina de los primeros socorristas que tuvimos en Aritzatxu: Eduardo Uriondo, Eugenio Elorriaga, Jesús Uriondo, Luis Alberto Garay, Ruperto Ormaza, Eneko Ormaza, José Ignacio Gabantxo, Juan Antonio Apraiz, Jabi Gómez, Jon Goitia, Jabi Martínez, Isidoro Elizondo, Alberto Gómez, Jesús Apraiz... Menuda nómina de ilustres, ¿eh?

¿Nombres que hay que conocer?
La tradición de poner nombres y apodos a todo es una tradición muy nuestra, y nuestra querida cala no iba a ser menos. No me explico cómo en unas dimensiones tan pequeñas (80 metros de largo por 15 de ancho) puedan recogerse tantos nombres, pero esto es lo fascinante de nuestro patrimonio. Os dejo una relación de los nombres que asociamos a diferentes sitios de Aritzatxu, algunos ya se han perdido porque igual estaban asociados a otra generación, pero con ánimo de que los conozcáis os incluyo los nombres y su ubicación: Aspoandi, Aspotxiki, Atxa nagusidxe (La Peña), Bañerie (La Bañera), Jaguai (Hawai), Panamá, Karkaba, Kanpie (La campa), Tortuga, Enbarkaderue (El embarcadero), El Lago, Kantinie (La caseta), Txisepotxu, Tranpoliñak, Kasuelie (La cazuela), Plantzie eta Piszinie (La Piscina). ¿os acordáis del hueco de que había para pasar a la parte de arriba de la Caseta? Codiciado sitio, por otra parte!



¿Y, qué hay de los sentimientos?
Es imposible aglutinar en esta píldora la cantidad de sentimientos y emociones que me han transmitido las diferentes personas con las que me he entrevistado. Aritzatxu es más que una playa, es nuestro pequeño tesoro. Como olvidar a Ali Ocerin, el rey de Aritzatxu, y artífice del reloj de sol, al txiringuito de Modesta y sus partidas de mus, a las fiestas de fin de verano organizadas por Pedro Laspiur, a los incansables partidos de fútbol en bajamar, al susto de Jabi Borda que tan bién lo describió en un programa de fiestas, las risas y complicidades con los socorristas entre ellos Juan 'Coyote' o las charlas con Jon Zumeta y o el especial baile con la botella de su mujer Lurdes Uriarte, un@s de tantos ilustres de nuestra cala. Aritzatxu nos ha visto crecer, madurar, enamorarnos a diferentes generaciones y con pena se despide cada año de los que la edad ya no les permite subir sus cuestas. Es la cala de los mil ambientes, que te permite jugar, tomarte algo, tomar el sol o refugiarte en la intimidad de La Peña. Pero este pasado no está reñido ni con el presente ni con el futuro, nuevos nombres aparecerán, los niñ@s pasarán a ser jóvenes desde Aspotxiki a Aspoandi, las fiestas ibicencas continuarán, y también l@s bañistas invernales, l@s ilustres veraniegos, el agradecimiento a los socorristas (Xabier, Iñigo, Beñat o Andoni) o las partidas de mus en el txiringuito de Mikel y Jabi, con las mejores vistas del mundo. Sirvan estas líneas para homenajear a todas y todos los que ayudado a hacer de este rincón parte de nosotros.

Para terminar unos datos curiosos: 
(1) La primera bandera azul que le dieron a Aritzatxu fue en 1992.
(2) En las encuestas que realiza el Departamento de Sostenibilidad y Medio Ambiente de la Diputación Foral de Bizkaia está siempre entre las tres playas mejor valoradas de Bizkaia. 
(3) La 'bandera' de Aritzatxu la han llevado con mucho orgullo por el mundo diferentes entidades, empresas, asociaciones... Así por ejemplo era muy normal poner el nombre de esta cala a las embarcaciones, una de las primeras referencias la tenemos en el vapor 'Arichachu' construido en 1920 en Cádiz para la Compañía Naviera Bermeo o más recientemente el atunero Playa de Aritzatxu que lleva nuestro nombre por los mares del Índico. Tampoco me olvido de los diferentes bateles con el nombre de 'Aritzatxu' que ha tenido Bermeo Arraun Elkartea, el primer batel con el nombre de nuestra playa se echó al agua en los años 80, todavía en el viejo club junto al frontón. Y finalmente es de justicia acordarse de Aritzatxu Triatlón Taldea, que se creó en 1989 y tuvo entre sus filas a estos ilustres: Juan 'Coyote', Joseba Ganboa, Ibon Madariaga, Kepa Lekue, Joseba Madariaga y Mikel Egibar. ¡Unas máquinas!. Espero que os haya gustado ...

Fuente: Para las infraestructuras he consultado la sección Obras del Archivo Municipal, cajas 332-4 y 197. Para otros datos me he valido de los testimonios orales del proyecto Ahotsak, y un montón de gente que ha aportado su granito de arena. La lista es larga: Juan Coyote, Pedro Laspiur, Xabier Uriagereka, Manu Muñoa, Gurutze Zabaleta, José Luzarraga, Izaskun Anduiza,  Rakel (Archivo Municipal)...  Zuen laguntza barik ezinezkoa izango zen pildora hau egitea. Mila esker benetan!

Tiempo de lectura: 3' 39''

*Si os ha gustado compartir y difundir, y entre todas y todos hacemos más grande nuestro pequeño paraíso. 


Primera foto de Aritzatxu (años 20-30?)

Se observan las casetas de madera para vestuarios y un edificio a la derecha que sería el bar (años 50?)

Koadrilla sobre la playa, se observan las casetas vestuario y otra pequeña construcción que sería el bar (años 50?). Foto de Galo Mendizabal
Vista de la playa con las construcciones de la foto anterior (años 50?)

María Luisa Elordui con los niños/as: Pili Zubia, Eugenio Elordui y Dámaso Uriarte. Foto de Marisa Uriarte (años 50)

Vista de la cala desde la subida (años 50)

Aritzatxu sin el embarcadero y sin reloj de sol (años 50)

Julene Uriarte, Presentó Elordui, Marisa Uriarte y Dámaso Uriarte (1952)

María Bilbao con Ane Iturbe y Jon Iturbe  (años 60)

María Bilbao con Ane Iturbe y Paka Astuy Imatz con Jon Iturbe (Años 60)

Koadrilla: Begoña Goroiardo, Catalina Astray Mugica (1956)

Garbiñe Erauzkin San Miguel y cuatro niños/as (fecha sin identificar)



Proyecto para realizar un parking para 59 coches junto a la playa (1969)

Primer plano de la playa con nombres de lugar (1973)

Juan Apraiz 'Coyote'. Uno de los primeros socorristas que hubo en Aritzatxu. 

Placa que estaba debajo del reloj de sol

Aritzatxu antes del maretón de 2014. Al edificio de 1971 se le ha añadido tejado.

Ramón Eroa Barrenetxea saltando desde los trampolines, Hatx nagusidxe (1948)


El mejor equipo de fútbol de Aritzatxu (Cabo, Rafa, Arenal, Monas, Roberto, Javi, Friki y Julen). Leyendas de 1978

Jon (bailando con su botella), Mondra y Pedro Laspiur (principios de los 80)

¿Quién se tirará antes?

Aritzatxu sin reloj de sol

Aritzatxu (años 40)



Iruzkinak

Blog honetako argitalpen ezagunak

¿CUÁNTO SABÉIS SOBRE SAN JUAN DE GAZTELUGATXE? 13 PREGUNTAS CON RESPUESTAS

LA PLATAFORMA 'GAVIOTA': UNA BREVE HISTORIA

BOU BIZKAIA: MÁS QUE UN NOMBRE