PROCLAMACIÓN DE LA SEGUNDA REPÚBLICA EN BERMEO

Este 14 de abril se ha conmemorado el 90 aniversario de la proclamación de la II República, que se produjo el 14 de abril de 1931. ¿Sabéis que ocurrió ese día en Bermeo? ¿Cómo transcurrieron los rápidos acontecimientos? ¿Tenéis dos minutos? Dentro video ...

Un poco de historia
A las 22:15 horas, se formó una gran manifestación para proclamar la República en el municipio. El grueso de la misma salió desde el Batzoki encabezada por los concejales nacionalistas, que se dirigieron al Ayuntamiento y solicitaron al Alcalde, Calixto Luzarraga, que diera posesión a los concejales elegidos. Éste, ante la manifestación popular que se había congregado en el lugar y para conocer lo que estaba ocurriendo en el resto de la Provincia y el Estado, solicitó al Gobernador instrucciones. Éste le contestó que el régimen político había cambiado y que podía dar posesión a los concejales salidos de las elecciones. Después, por aclamación, se eligió como alcalde a Nicolás Layuno y como Tenientes de Alcalde a Florencio Basterrechea, Gonzalo Albaina, Cosme Ibarlucea y Julián Uriarte respectivamente. Lo primero que acordaron los concejales fue reconocer la República Federal y colaborar en su consolidación, reclamar el reconocimiento de la República Vasca dentro de la anterior, mantener el orden público, izar las banderas republicanas, tanto la federal como la vasca –aunque sólo se pudo colocar la segunda ya que se carecía de la primera en ese momento–, descolgar el retrato de Alfonso XIII y enviar un telegrama a Madrid que decía lo siguiente: 

“Alcalá Zamora, Presidente provisional República, Madrid.– Concejales elección popular Ayuntamiento de Bermeo (Vizcaya) al saludar adveni-miento República, reclaman reconocimiento personalidad República vasca con derecho a gobernarse libremente. Alcalde provisional, Nicolás Layuno”.

Finalmente, también se acordó declarar el siguiente día festivo, solicitando a los arrantzales que no saliesen a faenar y se uniesen a la celebración. Los actos programados comenzaron a las 18:00 horas, cuando el Alcalde Layuno, acompañado de algunos capitulares y la banda de música, se acercó al Centro Republicano-Socialista –situado en la sede de La Igualdad– donde le esperaban los socialistas –ataviados con brazaletes rojos– y los republicanos. Todos juntos iniciaron una manifestación a la que durante su recorrido se les unió numeroso público. A su paso por la Avenida de Alfonso XIII, se quitó la placa donde estaba escrito el nombre de la calle y se puso otra que la denominaba de Galán y García (en honor a los capitanes Fermín Galán y Ángel García que se levantaron contra la monarquía Alfonsína). Al son de la Marsellesa y el Gernikako Arbola, ruido de cohetes y vivas a la República, llegaron hasta el Batzoki. Allí pasaron a engrosar la manifestación los nacionalistas con la Ikurriña. Se dirigieron finalmente a la Plaza del Ayuntamiento, momento en el que se izaron en el edificio consistorial las dos banderas republicanas, la federal y la vasca, a izquierda y derecha del pendón municipal. El teniente-alcalde Florencio Basterrechea salió al balcón para dirigir unas palabras a los allí congregados: solicitó la paz y concordia a todos y se “enorgulleci(ó) (...) de la situación actual española, tan propicia para conseguir nuestras aspiraciones para Euzkadi”. La manifestación se disolvió sin incidentes, terminando la jornada con un concierto de la banda de música en el parque. 

Y después, ¿qué?
Los dos siguientes años fueron muy tensos en Bermeo, las elecciones de abril de 1931 habían sido ganadas con por el PNV, quedando en segundo lugar la Liga Monárquica y en tercer lugar Unión Patriótica. Lejos de tranquilizarse las cosas, el gobernador civil anuló estos resultados y obligó a que se repitiesen las elecciones en mayo. Esto originó una dura respuesta por parte de los nacionalistas. En mayo, el PNV amplió su ventaja, ganando con solvencia, y se eligió alcalde a Florencio Basterrechea. La complicada situación político-social continuó entre nacionalistas, republicanos y socialistas. Así, Bermeo vivió numerosos incidentes entre los militantes republicanos y la mayoría nacionalista con peleas continuas y con acusaciones entre unos y otros por agresiones. Este clima derivó finalmente en la suspensión del ayuntamiento y su sustitución por una comisión gestora el 1 de noviembre de 1932, siendo nombrado alcalde, Justo Echevarria, afín al ideario izquierdista y republicano, en sustitución del nacionalista Florencio Basterrechea. El gobernador civil Amilibia fue el que tomó esta decisión de suspender el ayuntamiento de mayoría nacionalista. El motivo de esta suspensión vino motivada por el desplante que realizo el alcalde nacionalista a la entrega de la bandera republicana a la Guardia Civil por la Agrupación Republicana de Bermeo y por colocar la ikurriña en el centro del balcón del udaletxe mientras que la republicana era colocada hacia un extremo. Los bermeamos le dedicaron una canción que se le recordaba que el asunto de Bermeo iba a ser su perdición: "Amilibia, Amilibia ya te decía yo que el asunto de Bermeo iba a ser tu perdición". Ya veis que la historia es cíclica, ¿verdad?

Fuente: He seguido la narración que nos ofrece Ander Delgado en su libro: Bermeo en el siglo XX. Política y conflicto en un municipio pesquero vizcaíno (1912-1955). Tenéis también una interesante entrada en el Blog de Josu Erkoreka sobre estos hechos.

Tiempo de lectura: 2' 06''

*Si os ha gustado compartir y difundir, y entre todas y todos hacemos más grande nuestro pequeño paraíso. 


El udaletxe a comienzos de los años 30

El udaletxe en 1935

Entrega de la bandera republicana a la Guardia Civil (1932)

Obras en la construcción del Batzoki (1933)

Compañía teatral del Batzoki (1934)


Iruzkinak

Blog honetako argitalpen ezagunak

¿CUÁNTO SABÉIS SOBRE SAN JUAN DE GAZTELUGATXE? 13 PREGUNTAS CON RESPUESTAS

LA PLATAFORMA 'GAVIOTA': UNA BREVE HISTORIA

BOU BIZKAIA: MÁS QUE UN NOMBRE