JUAN DE ACURIO: EL BERMEOTARRA QUE DIO LA VUELTA AL MUNDO

Os tengo que confesar que la hazaña que protagonizó nuestro protagonista es digna de la mejores producciones cinematográficas. Como es tradicional en la historia de nuestro querido pueblo, no hubo ningún tipo de reconocimiento, ninguno hacia este maravillosa gesta. Actualmente, hay una calle que le recuerda a nuestro Acurio Kontramaisua, me refiero a la cuestita que sube hacia el instituto viejo, una aldatsa sombría, terminando en una de las joyas arquitectónicas de Bermeo, el instituto viejo. Esta entrada la he redactado junto con Unai Bilbao, presidente de Galerna taldea, sin duda una de las personas que mejor conoce la figura de Juan de Acurio.

Juan de Acurio: sus inicios
Los primeros registros sobre bautismos para Bermeo corresponden a las iglesias de Santa María de la Atalaya y Nuestra Señora de Albóniga (Almike), ambos posteriores al retorno de Acurio de su vuelta al mundo en 1522, pero sabemos que probablemente nació en Bermeo y era hijo de Juan Pérez de Acurio y Marina de Bérriz, ambos vecinos de Bermeo. Y también tenemos constancia de su residencia, ya que en 1511 y 1514 un Juan de Curio (aparece suprimida la 'a') posiblemente su padre, residía en la calle del Castillo (que podría ser la que va desde el portal de Santa Bárbara hasta el propio Gaztelu, al aparecer como una de las calles más extensas por su número de casas), ya que así aparece reflejado en la Foguera-vecindario de las villas de Vizcaya de 1511. Sabemos también que embarcó en la expedición en 1519 con casi 25 años, por lo que nació a finales del siglo XV. Este dato lo sabemos por una declaración que realizó el 23 de mayo de 1524 en Badajoz: 'De edad de 30 años e más". Además, sabía leer y escribir como lo exigía su cargo de contramaestre (la máxima autoridad a bordo en ausencia de oficiales). Os dejo debajo una imagen de su firma, con una preciosa letra gótico cortesana. 


La vuelta al mundo de los siete bermeotarras
Juan de Acurio no estuvo solo, junto con él otros seis bermeotarras participaron en esta expedición. De hecho, fue la cuarta población mundial que más tripulantes aportó a la expedición de Elkano-Magallanes. Junto con Acurio embarcaron seis bermeotarras, la mayoría con experiencia en la mar, pero también los hubo sin ninguna experiencia. Estos fueron: Juan de Aguirre (marinero y muy probablemente cuñado de Acurio puesto que estaba casado con María Ochoa de Acurio), Martín de Insaurraga (grumete), Pedro de Muguertegui o Perucho de Bermeo (grumete), Pedro de Chindarza (paje), Antón de Basozabal (calafate), Pedro de Sautua (carpintero). Juan y Martín murieron de escorbuto, Pedro de Muguertegui murió de muerte subida en el Pacífico, Antón desapareció en las Molucas y Pedro de Sautua que abandonó la expedición y retornó a Sevilla en la nao San Antonio. Por tanto, los que completaron la hazaña fueron Juan de Acurio y Pedro de Chindarza que es retenido en Cabo Verde y llega unos meses más tarde a Sevilla. Los bermeotarras fue el núcleo duro en el que se apoyó el Elcano en la nao Concepción. Este grupo era una piña y los anima y contrata Acurio. Tenían lazos familiares, de confianza y, por supuesto, de paisanaje. De todos ellos, siempre me ha llamado la atención Pedro de Chindarza, hijo de Pedro de Chindarza y María Sánchez, era el paje o txo de la nao Concepción y con sus 15 años, uno de los tripulantes más jóvenes de la expedición Magallanes-Elcano. De familia acomodada y con baserri en Almike (por cierto, uno de los baserris históricos de Almike, el baserri Txindurtza, que incluso da nombre al lugar), siempre me he preguntado qué pudo llevar a esta familia a dejar que este mozalbete se enrolase en esta expedición hacia lo desconocido.

La expedición
Hacia 1518 Juan de Acurio se desplazó a Sevilla y allí ayudó a Elcano a organizar la expedición que estaba liderando Fernando de Magallanes. La expedición tenía el objetivo de descubrir una ruta a las Indias Orientales por occidente, a través de un paso o estrecho por el sur de América, que llevara a las islas de las especias (las Molucas) sin necesidad de bordear África ni atravesar los dominios portugueses. No os quiero dar mil explicaciones sobre esta aventura ya que está muy bien explicada por los historiadores (os dejo un enlace). Me centraré en dos acontecimientos importantes y en los que Acurio estuvo implicado. Las cinco naves partieron un 10 de agosto de 1519 de Sevilla. Como os podéis imaginar el viaje era hacia lo desconocido y con la intención de abrir una nueva ruta comercial. Pues bien, el 31 de marzo de 1520 (después de ocho meses de navegación) se produce una sublevación en las tripulaciones contra Magallanes en San Julián (actual Patagonia Argentina), y entre los amotinados se encontraban Elcano y el resto de vascos. La insurrección fue reprimida y varios navegantes fueron ejecutados o exiliados, pero tanto Elcano como el resto de vascos fueron perdonados por Magallanes. El segundo momento importante nos lo encontramos en septiembre de 1521 en las islas Molucas (actual Indonesia) cuando se acuerda poner al Elcano al frente de la Victoria, y nuestro Juan de Acurio como su contramaestre (Hay que tener en cuenta que Acurio comenzó como contramaestre de la Concepción, bajo la maestría de Elcano). Finalmente, Elcano, al mando de la Victoria, y a Acurio como piloto, atravesó el océano Índico y dando la vuelta a África, evitando cuidadosamente los puertos africanos, controlados por los portugueses, completó la primera vuelta al globo. Regresó a la costa española y recaló en Sanlúcar de Barrameda el 6 de septiembre de 1522.

Y después de la hazaña, ¿qué pasó con Juan de Acurio?
Tenemos pocos datos pero los que tenemos son relevantes. Me refiero a tres documentos inéditos que localizamos en el Archivo General de Indias en el verano de 2018. Así, en 1524 tuvo que declarar como testigo en el pleito que se traían Portugal y España para determinar a quién correspondían las Molucas. Fue uno de los testigos principales por el número de preguntas que recibió y por la cantidad de datos que aporta sobre la expedición. En 1534, se dirige por carta al emperador Carlos I pidiéndole que las mujeres viudas de Juan de Aguirre, Anton de Basozabal y Domingo de Yarza se les pague el dinero que les correspondía por la expedición. Esta carta dice mucho de la personalidad de Acurio, y sobre todo de su liderazgo. Y finalmente, el último dato que tenemos sobre él, nos lo encontramos en 1538 entre los documentos que describen la expedición de Pedro de Alvarado (Gobernador de Guatemala) con la intención de explorar los mares del sur. En las capitulaciones (una especie de contrato) que firma Alvarado ante la reina Juana I, nuestro Juan de Acurio es nombrado piloto mayor de esta armada; y además, se le nombra a título vitalicio alcalde de una de las fortalezas que descubra en los mares del sur hacia poniente. Por tanto, a través de esta última expedición vemos la importancia que adquiere Acurio no solo por este importante nombramiento sino también por lo que consigue en esa futura expedición. A partir de esta fecha no sabemos que ocurre con su figura. Para terminar y como curiosidad os doy dos datos: (1) una irlandesa llamada Mairin Mitchell publicó en 1956 una novela sobre Acurio, titulado La odisea de Acurio; y (2) el afamado chef Gastón Acurio siempre ha hecho gala de ser descendiente directo de nuestro Acurio. Seguro que en breve os damos más noticias sobre nuestro bermeotarra universal. Mientras, os recomiendo  la Exposición 'Acurio-Elcano 1519-1522. Vizcaínos en la primera vuelta al mundo" en el Arrantzaleen Museoa, y las charlas de Xabier Armendariz, la primera de ellas la tenéis en este enlace.

Fotos: (0) Imagen de portada: "El regreso de Juan Sebastián Elcano a Sevilla", obra de Elías Inchaurrandieta; (1) Firma de Juan de Acurio; (2 y 3) Baserri de Txindurtza en Almike (ubicación y foto de 1979); (4) Mapa de la Expedición; (5) Réplica de la nao Victoria en Bermeo en agosto de 2019; (6) Portada de la novela de Mairin Mitchell sobre La Odisea de Acurio; (7) Actual calle de Acurio Kontramaisua.

Fuente: Los documentos inéditos los localizamos en las siguientes signaturas: AGI/23/Indiferente, 417, L1, F. 14r-16r y AGI/29/Patronato, 277, N4, R. 42. Sobre los bermeotarras que junto con Acurio se embarcaron en esta aventura tenéis dos artículos muy interesantes publicados por Daniel Zulaika: 'Los siete de Bermeo de la expedición de Magallanes/Elkano 1' y 'Los siete de Bermeo de la expedición de Magallanes/Elkano 2'. Todos los datos que os he aportado los dimos a conocer en unas charlas organizadas por Galerna elkartea en agosto de 2018, agosto de 2019 y noviembre de 2019. Para terminar os doy noticia de un libro de Xabier Armendariz que acaba de editar el Arrantzaleen museoa: Acurio y Elcano. 500 años después.

Tiempo de lectura: 4' 33''

*Si os ha gustado compartir y difundir, y entre todas y todos hacemos más grande nuestro pequeño paraíso. 









Blog honetako argitalpen ezagunak

MADALEN EGUNA: ¿POR QUÉ VAMOS A IZARO EL 22 DE JULIO?

LA PLATAFORMA 'GAVIOTA': UNA BREVE HISTORIA

BAZTARRE Y LA ERMITA DE SANTA CLARA